Programa IPSE


" EL CUERPO SIEMPRE RECUERDA"
 
 

Cuando nuestro cuerpo no encuentra una manera de gestionar lo que está viviendo, suele bloquearse o disociarse.
Según el momento y las circunstancias en que vivimos una experiencia fuerte o traumática (la que sea, perdida de alguna persona, accidente, caída, invasión, violencia, abusos, etc.) nuestros circuitos de defensa (de supervivencia) responderán de maneras diferentes. 
El trauma se genera como una respuesta fisiológica de nuestro sistema nervioso.
Si confiamos lo suficiente en nuestra fuerza corporal, nuestra agilidad de movimiento o velocidad, entonces la respuesta podrá ser de huir o luchar, pero si no es así, el cuerpo entrará en congelamiento como respuesta defensiva, desarrollando la sensación interior de incapacidad a auto-defenderse. 

Los síntomas post-traumáticos no son causados por el evento amenazador en sí. Estos aparecen cuando la energía de supervivencia no es liberada por el cuerpo, causando bloqueos o síntomas físicos/emocionales. 
Cuando decidimos sanar nuestros traumas, nos ayudaría a conocer los síntomas con los que aún carga nuestro cuerpo y así buscar validas herramientas que nos permitan descargar nuestro estrés post-traumático.
Cada persona o mejor dicho cada sistema nervioso ha desarrollado unos mecanismos de defensa específicos, que nos han sido muy útiles en nuestra vida para la supervivencia pero, el problema se manifiesta cuando dichas defensas se transforman en patrones o conductas automáticas que condicionan de manera negativa nuestra vida o nuestras relaciones, causando también la sensación de falta de libertar, de elección, falta de vitalidad, de confianza, falta de amor o apertura, etc.
Muchas personas viven sus síntomas post-traumáticos creyendo que es parte de su personalidad, por ejemplo: si reaccionas o te muestras irascible ante las cosas, piensas que eres así, ignorando que esta característica es causada por una activación fuerte de tu sistema nervioso simpático, que dicha reacción es involuntaria y que tienes muy poco control sobre esta reacción de tu sistema nervioso. Lo mismo sucede si sueles hacer comentarios negativos, si juzgas, si estas a la defensiva, éstas son todas reacciones que provienen de un sistema nervioso desequilibrado, pero no eres tú, tú no eres tus síntomas, tú no eres esto, estos son tus secuelas, éstas son manifestaciones del estrés traumático que aun está dentro de tu cuerpo.

Si quieres liberarte de aquellas características post-traumáticas que no te permiten ser feliz o no te permiten expresarte en el mundo como te gustaría, entonces no te pierdas esta información. Puede aclararte el camino a seguir para que consigas lo que buscas.

 

EN ESTE TALLER BUSCAMOS ENTENDER QUE NOS PASA Y QUE LE PASA A NUESTRO CUERPO, YA QUE ÉL NO OLVIDA Y SIN UN CLARO ENTENDIMIENTO DE NUESTROS SINTOMAS Y SECUELAS ES MUY DIFICIL SALIR DE NUESTROS PATRONES DESTRUCTIVOS Y BLOQUEOS.

 

Calendario